¿Cómo convertirte en UX Writer?

O cómo darte cuenta que ya lo sos

En el año 2020 hubo una explosión de UX Writers y personas interesadas en serlo. En la provincia de Córdoba (Argentina) donde vivo y trabajo, a principios del 2020 éramos solamente 5 personas repartidas en 2 empresas con ese rol, y ya cerrando el año somos más de 10 profesionales del UX Writing en al menos 4 empresas, y el número va en aumento.
Trabajo con contenidos digitales desde el 2008 y hace un tiempo vengo presenciando una revolución de las palabras (como me gusta llamarla) en el campo laboral, y me encanta ser parte de ella. De vez en cuando, alguien me escribe pidiéndome consejos sobre cómo conseguir un trabajo como UX Writer. Por eso, decidí contarles algunas historias para ayudarles a contar las propias y darse cuenta que tal vez ya estén siendo UX Writers, pero todavía no se dieron cuenta. ¿Por qué hago esto? Porque compartir es pilar fundamental de esa revolución de las palabras, la lucha por la visibilidad y la importancia que tenemos quienes comunicamos en tecnología tiene que ser contagiada. Falta mucho por andar y por hacer, necesitamos más colegas, anímense a mostrar lo que saben hacer, anímense a decir “Yo puedo hacer eso”.

¿Y vos quién sos?

Yo no soy famosa ni es mi intención serlo, de hecho la exposición me pone bastante nerviosa (escribo mucho mejor de lo que hablo).
Yo soy Yamile (con e), nacida y criada en Córdoba, Argentina. Comunicadora de profesión y corazón y contenidista de vocación y pasión. Me vengo desarrollando y formando como creadora de contenidos digitales desde el 2008 cuando arranqué a escribir para trabajar y no paré. Tuve la “suerte” de ser escritora digital en varias empresas emprendedoras argentinas, que comenzaron como startups y hoy son compañías super consolidadas. De mi “lado B”, no laboral puedo contarles que tuve un pasado super artístico: fui actriz del teatro independiente de Córdoba durante 20 años, canté en 2 coros locales, tengo un eterno romance con la fotografía y mi lema en la vida es nunca dejar de aprender cosas nuevas o que sumen a lo que querés ser. Creo que absolutamente todo lo que nos pasa en esta vida, pasa para enseñarnos algo. ¿Por qué les cuento esto? ¿Importa el “lado B’’ de las personas y su relación con la profesión? Sí y mucho, y de hecho ese es mi primer consejo a las personas que no saben por dónde arrancar: buscá semejanzas, analogías o acciones de lo que sabés hacer con la experiencia de usuario y ahí está el primer paso. Para ilustrar este pensamiento, comparto unos ejemplos que cuenta la maravillosa Florencia Ferreto. La experiencia de usuario no es solo investigar, escribir y diseñar…es más que eso, y necesitamos muchas aptitudes para alcanzar soluciones usables e inclusivas. Diseñamos experiencias para facilitarle la vida a las personas usuarias y resulta que vos sos una de ellas…¿Por qué no podrías ser UXer?

El UX Writing como camino de ida (o de vuelta)

Como ya sabrán, el UX Writing no es escribir bonito, no es escribir poesía, no es escribir solamente. Cuando hacemos contenido para productos digitales todo tiene un sentido, cada palabra (cada imagen, cada ilustración, cada video) está ahí por alguna razón, tiene un significado y su función es facilitar la experiencia. Quienes hacemos UX Writing buscamos reducir la complejidad para la persona usuaria a través del lenguaje. Exploramos la mejor forma de brindar ayuda e instrucciones a las personas para que cumplan sus objetivos e intenciones con el producto o servicio para el cual trabajamos y lo que utilizamos para hacerlo es el lenguaje y tenemos técnicas, reglas y estilos para hacerlo. Estudiamos y leemos mucho, probamos muchas formas de decir las cosas, llegar a construir algo simple, no es nada fácil.

Pienso (dijo el contenido), luego existo (dijo el diseño).

El primer error que cometen muchos equipos es “llamar” a la persona especialista en contenidos UX al final del proceso de creación del producto digital, para que rellenen los espacios en blanco con palabras. Éste ha sido un error de años y años (y aunque no lo crean , sigue pasando en las mejores familias). Como UXW también diseñamos la interacción entre el producto y la persona usuaria, desde la comunicación. Creo que lo más importante de la UX es el diseño del producto digital bajo el expertise de un conjunto de especialidades trabajando de manera paralela. Por eso, es importante que si querés convertirte en UX Writer, tengas interés en conocer a tus pares y stakeholders para vincular sus conocimientos con el mismo objetivo y entender cómo funcionan las cosas y, principalmente, el producto para el cual trabajás, porque le vas a poder dar más valor y vas a poder construir la solución a la par de tu equipo. Como UX Writers participamos en la creación de productos desde el principio, diseñamos la experiencia a la par del resto de colegas y nuestra especialidad en esa interacción son las palabras, pero hay muchas otras estrategias (que no son más que decisiones) dónde también tu mirada es clave y probablemente no se trate de escribir ni una palabra (por ejemplo cuando hay que crear una arquitectura de información, somos una pieza fundamental. Si no te llaman, hacé ruido para que lo hagan). ¿Por qué menciono esto? Porque para mí es muy importante defender la disciplina y la importancia que tiene nuestro rol en el desarrollo de productos digitales, y si bien todavía falta un poco para lograr ese poder, vamos camino a alcanzarlo, y celebro que las nuevas generaciones de writers encuentren ese lugar más fácil.

Perra sentada en escritorio mirando la computadora.
Cuando dicen “Cualquiera puede escribir”, se me viene la imagen de mi perra usurpando mi escritorio.

¿Cómo puedo convertirme en UX Writer?

En este artículo no voy a sugerir libros, ni contar teorías, pues hay una maravillosa catarata de material, cuentas y personas tremendamente grosas y fabulosas hablando y compartiendo todo lo que saben y conocen en todas las redes. Aprovechen que actualmente nació una hermosa democratización del conocimiento, es revolucionario todo lo que hoy está brotando sobre el tema, (si sos +30 vas a entender mi emoción al ver esta “revolución de las palabras’’, insisto).
Como mi especialidad es contar historias, yo voy a contar 3 y le voy a sumar moralejas transformadas en tips para ayudar a quien lea a armar esas historias o anécdotas en su vida profesional, a darse cuenta como están vinculadas a la experiencia de usuario y a animarse a dar ese salto en sus carreras.

Yo, como muchas personas más que hoy trabajamos en UX diseñando contenidos, soy UX Writer desde antes de saberlo. Mi primera experiencia creando una solución digital fue en el año 2008, en mi primer trabajo como contenidista para una agencia de Content Marketing que en ese momento se llamaba Equipos Creativos y hoy es Genwords. Comenzó como una startup y yo era una de las primeras redactoras (en ese momento nos decíamos así), escribía artículos de todo tipo para clientes diversos y con el tiempo pasé a ser líder del equipo de contenidos y eso me llevó a crear una guía de estilo, manuales, procesos, etcétera.

Un pilar fundamental del negocio era asegurar la calidad y la originalidad del contenido y en ese momento se hacía todo manual. Como líder, una de mis tareas era verificar que los contenidos no sean duplicados, que lleven las palabras claves adecuadas para SEO y acordadas con el cliente, longitud suficiente, y toda la serie de requisitos para entregar contenido de calidad. Para que el trabajo deje de ser tan manual y que pueda ser escalable y así poder aumentar la cantidad y tomar mas pedidos, se empieza a pensar en un sistema o programa que centralice tanto los proyectos como los procesos de calidad. Entonces un día el CEO me llama y me hace ir a la oficina y me sienta al lado de un chico y dice: “contale a él todo lo que hacés y vos anotá todo lo que ella hace”. Me dijo: “Yami, vamos a crear una solución que haga todo el laburo manual que vos hacés, decile todo lo que necesitás que tenga”, se fue y nos dejó solos. Con el chico, nos miramos en silencio, él me miraba listo para empezar lo que sea que tengamos que hacer, esperando que yo arranque. Y bueno, le conté absolutamente todo lo que hacía y él iba anotando y me hacía una que otra pregunta, todas relacionada con cantidades, tiempos...al final la charla se puso interesante y él anotaba cosas mientras yo me daba cuenta de la cantidad de tareas diversas que hacía (y que sabía hacer). Yo me fui de esa empresa sin ver el programa nacer, pero al poco tiempo leyendo las noticias me entero no solo que el software salió a la luz, sino que ganaron un premio por emprendimiento innovador en Córdoba y que el nombre del software era (nada más y nada menos que)“Yami”. Y la descripción era: “Es un Desarrollo de software para la redacción de contenidos en español orientados al posicionamiento web”. Mil años después me di cuenta que estaba participando en el desarrollo de mi primera solución digital. Así que hoy 12 años después, puedo decir que ese fue mi primer contacto laboral con UX.

Moraleja convertida en tip:

Hablá con tus colegas Developers, porque ellos son quienes pueden ayudarte a construir mejores soluciones, quienes pueden guiarnos en las idea que tenemos para poder desarrollarlas. En buscar soluciones a los problemas, en automatizar procesos y en buscar posibilidades para lograr eso.

La segunda startup donde me crié es Aivo y hoy es una de las compañías de chatbot líderes en latinoamérica. Una experiencia que considero mi máster acelerado en creación de contenidos, que me motivó a aprender idiomas nuevos, donde aprendí a negociar, a hacer B2B, diseño conversacional, prensa, donde también pude producir mucho contenido audiovisual, y tuve el placer de viajar por trabajo, entre otras cosas. Nunca generé tanto contenido en mi vida como en esos cinco años, recuerdo que el CEO un día me dijo que era “una picadora de carne” (y yo lo tomé como algo positivo, por supuesto). Entré en sus inicios y fui conocida como “la chica de los contenidos”, lideraba proyectos, redactaba manuales, hacía capacitaciones, curaba contenido, escribía artículos, enviada newsletters, editaba videos, hacía guiones para el producto. Era, sin saberlo y como muchas personas deben serlo en empresas chicas, un monstruo de dos cabezas entre el Marketing y la UX. Y, les digo la verdad, ¡amaba serlo! El tema con Aivo es que se trabajaba con Inteligencia Artificial y Machine Learning, 2 términos que en el 2014 o por ahí yo no tenía ni las más mínima idea de qué demonios estábamos hablando cuando hablábamos de eso (y encima no era muy fan de las pelis de ciencia ficción de la época, les pido mildis). Entonces, tenía que crear material de marketing para atraer clientes explicando de modo claro y atractivo lo que hacíamos, y también tenía que educar y retener a las personas usuarias de la plataforma de chatbot para que ejecuten las acciones deseadas para lograr los objetivos de su empresa entendiendo y aplicando los funcionamientos del sistema. Además, me tenía que dirigir a distintos perfiles de usuarios: al comercial que lo compra, al de marketing que le crea la personalidad y la da una identidad, al operativo que le carga el contenido y al Developer que te pide la documentación técnica para integrar las soluciones…O sea, aplicaba todo tipo de estrategias, lenguajes y técnicas de contenidos para distintas personas usuarias. Cuando creamos la tercera o cuarta versión de la web, agregamos videos de producto (se usaba mucho en esa época) y mi desafío era explicar de modo amigable y usable todos estos conceptos tecnológicos. Entonces como no sabía bajarlos a un lenguaje coloquial, me tuve que sentar al lado de los Developers que implementaban las soluciones para entender qué era todo eso, que me expliquen con sus palabras que me muestren, que me lo dibujen miles y miles de veces para yo poder lograr traducirlo a todos esos lenguajes y formatos.

Y lo logré, pude explicar en un video de 2 minutos con animaciones y lenguaje piola todo esto, tanto así que recuerdo que uno de los vendedores con mayor antigüedad me dijo: “Es la primera vez que siento que logramos explicar el producto”. Un piropo profesional que no olvidaré jamás.

Moralejas convertidas en tip:

  1. Todo lo que no entiendas, preguntale a tus colegas, no te quedes con la duda, no escribas sobre algo que no entendés vos. Que te lo cuenten con sus palabras y si pueden que te lo dibujen. Así como aprendí esos conceptos técnicos en Aivo de la mano de mis colegas, cuando tuve que aprender a crear keys de contenido en Despegar y no entendía la lógica, Jess Pedernera, una colega de IT, me lo explicó con un dibujo en papel y usando la analogía de un árbol genealógico; Belu Montoya explica los componentes de una web con la analogía de una casa, y así debe haber miles de maneras creativas de explicar las cosas para que las entiendan todas las personas (el famoso tip: “evitar lenguaje técnico”, aplica a todo my friends). Preguntá todo, todo, TODO, pedí que te lo muestren, pedí ejemplos, analogías o dibujos para entender algo que te cuesta. Parece difícil, pero si tenés base en comunicación, seguro que sabés hacer preguntas para sacar información; y sino seguro tenés un buen chamuyo y sino…regalá algo de comida y todo el mundo está feliz (muy feliz).
  2. ¿Sos del marketing y te “querés cambiar” a UX? Todo eso te sirve y mucho, solamente tenés que saber materializarlo, capitalizarlo, reciclarlo y abandonar el ego (en el sentido de que no esperes que lo que hagas esté “bueno, divertido, cool”, sino que sea usable). La mirada analítica, el foco en los resultados y la capacidad de síntesis que te da el marketing, es super trasladable a UX. Es fundamental que abandones la persuasión para pasar a la ayuda y que sepas y quieras trabajar y construir en equipo (clave). Todo lo demás, lo vas a reciclar y volver a usar, pues también hacemos landings, emails, notificaciones, propuestas de valor, taglines y todo lo que alguna vez seguro ya hiciste (y sino lo aprendés a hacer)…pero el foco es siempre la persona. Te va a ir bien.
2 imágenes tomadas en mis puestos de trabajo
2 imágenes tomadas en mis puestos de trabajo
Del Content Marketing al UX Writing, las 2 personalidades que viven en mí. Imágenes tomadas por colegas en momentos de acción y creatividad (aunque no parezca).

La primera vez que tuve el título oficial y formal de UX Writer fue en Despegar. Si bien en la práctica yo ya venía haciendo UX Writing durante mucho tiempo, Despegar fue mi escuela técnica y metodológica en UX y hace 6 meses entré a Mercado Libre esperando que sea mi posgrado. La cosa es que cuando empecé en Despegar, por un poco tiempo fui la única UX Writer en la sede de Córdoba y mis colegas de Desarrollo pensaban que era una diseñadora más o la chica que hacía traducciones, o correcciones…como que no la tenían muy clara que hacía esa piba que iba y venía entre los pisos 5 y 7, entonces me dejaban afuera de muchos procesos.

Uno de los desafíos que yo tomé en Despegar como nueva responsable de contenidos, fue hacer un mapeo y análisis de las comunicaciones existentes para hacer una mejora (y para conocerlos, pues considero que es la mejor forma de aprender sobre lo que hacés). Un día organicé un taller con gente de UX, Producto y IT de diferentes productos para mostrarles el resultado del mapeo, para que conozcan los contenidos en producción, que detecten oportunidades de mejora y se pongan en la piel de las personas usuarias para hacer un análisis y pensar posibilidades y alternativas de mejora en conjunto. El resultado fue maravilloso, no solo porque asistieron todas las personas invitadas, sino también porque se motivaron mucho, se pusieron en la piel de quien está del otro lado, tiraron ideas muy buenas y a partir de ahí la relación con ellos cambió 100% (en serio). Sabían lo que yo hacía, entendían el impacto de mi trabajo, me involucraban en la toma de decisión y respondían activamente ante mis preguntas y solicitudes, porque sabían la intención detrás de esa consulta o requerimiento (❤).

Moraleja convertida en tip:

Asegurate que tus colegas de Producto y Desarrollo entiendan el valor de tu rol en el proceso de creación de un producto digital. Hacelos parte de tus procesos, que sepan qué hacés, que entiendan las intenciones, y que se pongan en la piel de las personas usuarias. Hacelos participar de pruebas de contenidos, de análisis, de ejemplos, de talleres…sean colegas compinches que así es más divertido el camino.

Personas de IT, Producto y UX sonriendo frente a cámara luego de un workshop de trabajo.
Personas de IT, Producto y UX sonriendo frente a cámara luego de un workshop de trabajo.
El workshop de la toma de conciencia, el trabajo en equipo y la diversión. Producto + UX + IT= un solo corazón.

No sé nada de UX Writing, ¿Por dónde empiezo?

Hace unos meses, Germán Perez Trozzi me invitó a escribir un artículo en conjunto y voy a reciclar una parte. Traigo de nuevo a este artículo las 3 sugerencias para ingresar al mundo de la UX que cuento ahí (pueden leer el artículo completo si les pinta):

1. Descubrite e imaginate. Al igual que en la metodología de trabajo que más usamos, el Design Thinking, te sugiero empezar por “entender”: ¿Qué querés hacer en el mundo de la UX? Hacete muchas preguntas para imaginarte trabajando pensando siempre en conocer las intenciones de la gente y en cómo ayudar a más personas a usar los productos que consumen y las soluciones que eligen para los días de sus vidas. Preguntate si te ves conversando con esas personas y “evaluando” en conjunto la solución que estás creando en equipo.

¿Serás UX Writer? ¿O tal vez UX Researcher o UX Designer? ¿Te gusta investigar, estudiar, analizar? ¿Preferís diseñar ideas y graficarlas visualmente? ¿O sos alguien que tiene facilidad y elocuencia con las palabras y los conceptos? ¿Cuál tiene más puntos en común con lo que ya venías haciendo como para tejer un puente y entrar por ahí? ¿Ninguna opción? Bueno, entonces ¿cuál te gustaría aprender? Dale con esa. (Y si en un tiempo querés cambiarte a otra, conozco gente que lo hizo, así que es posible).

Hablá con colegas que estén en el tema y preguntales cómo es su día a día, lo que más les gusta y lo que menos les gusta. Para imaginarte haciendo eso.

2. Formate y cuestioná. Leé mucho sobre UX. Al principio es así, es abrumarse con información hasta que te des cuenta de qué es lo que te interesa profundizar para sumar a tu conocimiento. Ahí ya vas clasificando, filtrando, decidiendo, probando, justificando…todas tareas que harás en un rol de UX. Consumí en la red social que más te guste, cuentas relacionadas a UX y perfiles de empresas donde te gustaría estar (para conocer la cultura de esa compañía y ver si tenés ganas de pertenecer o no). Hay muchísimos libros que vas a ver recomendados en muchos lados, elegí algunos y leelos (no te sientas mal por no leerlos todos, yo no lo hice, lo veo humanamente imposible con tanto estímulo). Nunca dejes de aprender.

Si tenés el privilegio de elegir en qué trabajar, no hagas algo porque es el boom del momento. En mis años de estudiante, encontraba muy fastidioso cuando alguien me decía que estudie “una carrera con salida laboral”. En ese momento, estudiar Comunicación Social (y encima la especialidad audiovisual que elegí) no tenía nada de cool (y además yo hacía mucho teatro, menos prensa aún) y hoy muchas personas en UX vienen de ese palo, principalmente quienes hacen UX Writing. En síntesis: no hagas UX si no te gusta (va, si podés no hagas nada que no te guste).

Mucha gente me consulta qué estudiar o dónde hacer un curso sobre UX. Si bien no hice ninguno, pues mi escuela fue trabajar en tecnología desde el 2008, para mí, todo curso es bueno y válido: Domestika, Platzi, Crehana, Acámica, Coder House, Salto Lab, Design Core…y otros que están disponibles. Considero que no hay muchas personas que enseñen UX (todavía), entonces son todas confiables, porque siempre serán referentes o con alguna experiencia en el asunto, por más corta que sea, saben porque lo aprendieron trabajando de eso. Algo que siempre enriquece es participar de toda charla de UXers de la escena local (e internacional), seguir comunidades que te resulten interesantes, lúdicas, elocuentes o algo que te motive. Hay miles de recursos dando vuelta para ver, y principalmente no dejes de leer a diario y guardarte en favoritos la página de Nielsen Norman Group (tienen artículos, videos y material excelente). También, metele a Medium y blogs de profesionales que comparten, para mí personalmente es el lugar más hermoso y sincero, porque las personas escriben más desde el corazón en ese lugar (muy personal esta última opinión). Y sí…la gran mayoría de material está en inglés, si no lo manejás, hay cada vez más material en castellano, buscalo. Dejo por acá un poco de material de grandes Writers en escena: Blanca Rego, Floren Ferretto, Emilia Alegre, Valu Tenaglia, UX Manija (Paz) y, por supuesto, UX Writing en español…Pff…hay realmente mucho contenido en las redes, investiguen y sigan lo que más les guste.

Seguí las cuentas de las empresas de cualquier parte del mundo que tienen UX como área clave o donde te enteres que están prendiendo el foco ahí. Y también a las personas que trabajan en UX, por supuesto, colegas referentes con particularidades diversas que enriquecen las miradas sobre esta fascinante disciplina.

Ser una persona curiosa o amante de la tecnología suma muchos puntos, lo usable va con vos. Empezá a usar aplicaciones y a tener una mirada crítica y empezá a cuestionar cómo están hechas, teniendo presente todo eso que conociste en clases, libros, artículos, podcasts, charlas, etc. Si para vos cuestionar es positivo, otro punto a favor.

3. Comprometete y motivate. Yo recomiendo ponerse objetivos profesionales para orientarse en el mar de información y dudas (es algo que hago con frecuencia). Quiero hacer UX, en qué especialidad me quiero enfocar, en qué me voy a especializar, voy a focalizarme en algo que me gustó de algunas lecturas…desafiate todo el tiempo. Por ejemplo, yo ahora estoy con el objetivo de seguir aprendiendo, de adquirir más habilidades técnicas y puse un poco el foco en desafiarme a pensar más en un diseño inclusivo, en soluciones que sean usables por todas las personas, física, mental y emocionalmente. Este objetivo me ayuda a tener otra perspectiva y a conectar con otras formas y eso hoy me motiva. ¿Y a vos?

Bueno, y ahora…It´s showtime! Cuando estás buscando algo, tenés que atraerlo, tenés que mostrarte, suena “feo”, suena a “ego”, pero no lo es si lo hacés con amor, pasión, honestidad, humildad, respeto y si lo que mostrás es lo que querés atraer. Un tip que le di a varios, y veo que lo aplicaron, es: para aparecer en las búsquedas sumate el título de lo que querés ser, como querés que te vean o lo que sos y sabés hacer, por ejemplo: Content Strategist, Content Creator & UX Writer in progress … queda piola meterle así, muestra que te querés encarar para ese lado, no es mentira y salís en las búsquedas ;) Y si lo que querés hacer es escribir…¿hace falta que te diga que escribas mucho, que hagas ejercicios y practiques? Just do it.

Para finalizar, elegí citar un fragmento del precioso libro que logró la gran Sol Parnofielo luego de tantos años de estudio y dedicación, porque cuando lo leí reflejó un pensamiento que me ayudó a bajar ansiedades y a seguir mi propio camino profesional (les recomiendo que lo lean sin falta si se están iniciando en el camino del UX Writing y si ya la cancherean, sirve a modo de resumen):

“Es imposible ser experto en UX. Se trata de un campo en constante expansión. Las grandes eminencias en el campo son, por lo general, personas extremadamente lectoras, siempre informándose sobre las nuevas tendencias, muy ausentes en los encuentros y eventos, ocupados en “hacer” y mejorar todos los días un poco […]el techo para hacer UX no existe, los usuarios, como los niños, siempre tienen algo para enseñarnos. Y esto, otra vez, porque el sentido de las prácticas se actualiza en cada uso, con cada persona, que es única y tiene un modelo mental diferente, creencias, valores, sensaciones, aprendizajes y memoria de otros productos que inciden en la forma, siempre creativa, de usar lo que diseñamos[…]”.

Deseo que el 2021 nos regale más UX Writers y la comunidad crezca. Que el nuevo año nos encuentre escribiendo, creando, iterando, ayudando, respetando, y siendo libres en lo que hacemos para hacerlo con amor. Gracias por leerme.❤

UX Writer . Content Designer. Storyteller | Diseñar con palabras, escribir cartas de cumpleaños y dibujar con luz, son algunas de mis cosas favoritas.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store